Lovecraftiana

...la web que no debería existir...

Una crónica somera de lo que fueron las convenciones Lovecraftianas de 2006 y 2007.

     Por esos avatares de la vida, la web de Lovecraftiana estuvo caída por un tiempo. Breve, por cierto, pero en esa transición se perdieron unas cuantas cosas. Con urgencia recuperé la web, la renombré y traté de ir subiendo de nuevo los artículos que poblaban aquella primera versión. Algunos se perdieron, entre ellos, los que contaban la historia de la convención que nos da nombre actualmente.
    Corría el año 2006 y entre los asiduos del foro que existía en una versión previa de esta web, surgió al idea de juntarse. Yo venía colaborando en la organización de varios eventos (roleros principalmente) y me animé a armar una reunión multitudinaria. Mi idea fue la de usar a Lovecraft como punto de encuentro para sumar ideas terroríficas, macabras y extrañas expresadas en cuanta forma de arte fuese posible. Reuní a un grupo de amigos, cada uno de ellos experto en su área, y así nació Lovecraftiana.
    Aquella primera edición tuvo lugar en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Ese 19 de Agosto, los pasillos de la facultad se fueron llenando de admiradores de lo extraño, los cuales pudieron disfrutar de conferencias, películas, juegos y arte inspirada por las historias de Lovecraft.
    Las conferencias comenzaron con una introducción a la vida y obra de Lovecraft a cargo de vuestra webmistress favorita, Agustina Piñeiro. Luego, el profesor Armando Capalbo y sus adscriptos (Juan Pablo Llera, Mariano Maeso y Juan Manuel Valitutti) relacionaron al autor con la literatura gótica. Más tarde Enrique Alcatena, Horacio Lalia, Gustavo Schimpp y Fabio Blanco hablaron sobre la intrincada tarea de adaptar las obras de Lovecraft al cómic. Y finalmente Paula Pollachi (Druida Film, “Inzomnia”), Darío Lavia (Cinefania), Fabián Sancho (Primordiales), Pablo Parés (Farsa Producciones, “Daemonium”), Daniel de la Vega (“Hermanos de Sangre”) y Alexis Puig (en un paso fugaz por la convención) nos contaron como se hace cine en Argentina y repasaron las adaptaciones lovecraftianas a la pantalla grande.
    Cada una de las charlas fue introducida por un grupo de narradores (Camila Bergier, Norma Escudero y Ricardo Alvarez) que nos puso en clima con fragmentos de los escalofriantes relatos de Lovecraft.
    En la sala de proyecciones se pudieron ver varias películas más o menos relacionadas con Lovecraft. Argentina Druida Film, que en ese momento se encontraba produciendo “Inzomnia” (en la que hace de las suyas el “Hombre Negro”) presentó “Enamorada de la Muerte” de Alexis Puig. Primordiales trajo “Masters of Horror: the Dreams in the Witch House” de Stuart Gordon. The H. P. Lovecraft Historical Society nos envió “The Call of Cthulhu” película que se ha convertido en un clásico, a pesar de haber cumplido apenas 10 años de vida. También se proyectaron diversos cortometrajes de inspiración lovecraftiana.
    En el comedor de la facultad se ubicaron mesas para jugar rol. Incautos aventureros se vieron envueltos en horrendas peripecias, pero afortunadamente todos pudieron regresar a sus casas con su cordura relativamente intacta.
    La convención fue cerrando con entregas de premios, sorteos e infinitos agradecimientos. En primer lugar se develaron los nombres de los ganadores del concurso literario y se entregaron los premios “Edward Pickman Derby” a los relatos más inquietantes. Luego se sortearon libros, películas, remeras y otras maravillas donadas por nuestros auspiciantes y expositores.
    La noche terminó con los organizadores y amigos compartiendo un muy rico asado en la parrilla de la esquina de la facultad, con la alegría de haber brindado un espacio para los fanáticos del género y del Maestro de Providence.
    En el 2007 quisimos repetir la experiencia, pero se nos pasó un poco la fecha y nuestra segunda reunión fue el 6 de Octubre, en el mismo lugar. Esta vez competíamos contra La Noche del Museos y un día radiante (uno de los primeros de aquella primavera), pero eso no nos amedrentó y nos encerramos en los sótanos de la facultad a hablar de ominosos presagios y dioses arquetípicos.
    Previo a esta reunión, organicé dos concursos: uno literario y otro de ilustración. En el primer caso, se otorgaron los premios “Edward Pickman Derby” a los mejores relatos cortos de terror. La ilustración ganadora, recibió el premio “Henry Anthony Wilcox” y engalanó nuestros pósters y fanzines.
    Las conferencias estuvieron a cargo de diversos especialistas. Como ya es costumbre, comencé haciendo una introducción a los Mitos de Cthulhu y repasando las características principales de la obra lovecraftiana. Luego, Máximo Morales (Editorial Tir Nan Og) hizo un recorrido por la historia del mito del vampiro en las leyendas y en la literatura. Finalmente Darío Lavia (Cinefania), Silvia Romero y Fabián Sancho (Primordiales) reseñaron las diversas adaptaciones de las obras de Lovecraft al cine, ampliando las ideas que habían esbozado un año antes.
    Nuestros amigos narradores, Norma y Ricardo, volvieron a aterrorizarnos con sus ominosas interpretaciones de los relatos lovecraftianos.
    En otro de los salones se armó una suerte de charla/taller de historieta en donde contamos con la presencia de Enrique Alcatena, Horacio Lalia y Gustavo Schimpp.
    Los juegos de rol también estuvieron presentes, invitando a los asistentes a meterse en la piel de investigadores de lo sobrenatural.
    En la sala de proyecciones pudimos disfrutar de “Inzomnia”, película de Druida Film en la que Nyarlathotep realiza un impresionante cameo. Los amigos del festival de cine Buenos Aires Rojo Sangre presentaron “The Shunned House” y completamos la velada con la aclamada “The Call of Cthulhu”.
    El cierre fue junto a los asistentes reunidos en el salón principal, entre los que sorteamos toda clase de material lovecraftiano y nos despedimos con la promesa de volver algún día...
    Muchos fueron los vericuetos de la vida que hicieron imposible organizar una tercera jornada. Pero recuerden siempre, que “no está muerto lo que yace eternamente y con los eones extraños hasta la muerte puede morir”.
    Quizás no haga falta esperar tanto...
    Quizás sería bueno reunirnos a festejar estos primeros 10 años...