Lovecraftiana

...la web que no debería existir...

 Si alguna vez, perdido entre los anaqueles de una librería, encuentran un ejemplar de "El Rey Amarillo" abandonen el lugar de inmediato. No lo lean, no lo hojeen, ni siquiera lo sostengan demasiado entre sus dedos. Tal como la obra de teatro imaginada por Chambers sus historias se apoderarán de sus mentes...
Si ya lo han leido, es demasiado tarde. Seguramente querrán más!

 

"El Rey Amarillo" es una colección de historias escritas por Robert W. Chambers, publicadas en 1895. Los primeros relatos de este tomo giran en torno a una obra de teatro ficticia, prohibida por inducir la demencia en aquellos que la leen. Chambers sólo se refiere a algunos personajes (Camilla, Cassilda, el Extraño, el Rey Amarillo) y elementos (el Signo Amarillo, la Máscara Pálida, la ciudad de Carcosa, el lago de Hali) y deja entrever como, a partir de una historia bastante simple y banal, se desatan escenas de horror estremecedoras, de una calidad literaria suprema. El libro se completa con otras historias situadas en Paris, que ya no se relacionan con la obra antes mencionada.

 La falta de precisiones acerca de la obra maldita, esbozada apenas en algunos elementos o pasajes, produce un efecto altamente adictivo. Alcanza con la lectura de tan sólo cuatro relatos ("El reparador de reputaciones", "La máscara", "En la corte del Dragón" y "El Signo Amarillo") para verse atrapado en el misterio del Rey Amarillo y su decadente corte. Si, a pesar de mis advertencias, insisten en sumergirse en este mundo, recomiendo la impecable edición de la Editorial Pictus, en la cual se compendian los relatos relacionados con el Rey, dejando de lado las historias parisinas (las cuales no aportan nada demasiado "emocionante"). Es un excelente punto de partida para adentrarse en la locura amarilla.

 Pero sé que no es suficiente. Uno termina el libro y pasa noches en vela preguntándose qué secretos terribles oculta la obra de teatro. Se devana los sesos tratando de meterse en la mente de Chambers. Algunos lo han intentado, tratando de reescribir la obra y han fracasado estrepitosamente.

 Otros se han planteado objetivos un tanto más humildes, escribiendo nuevas historias atravesadas por "El Rey Amarillo" y su fatal influencia. Recientemente he podido disfrutar de una magnífica antología compendiada por Joseph S. Pulver, Sr.: "A Season in Carcosa". A lo largo de sus páginas la obra maldita toma una y mil formas: desde una película perdida de Corman, hasta extraños esqueletos encontrados en una excavación arqueológica, pasando por el guión que salvará de la ruina a un director de cine/teatro que supo conocer la fama o por dementes émulos del citado rey, enloquecidos al estilo de la serie "True Detective". Cada uno de los relatos nos sumerge aún más en ese mundo de locura ambarina y, lejos de saciar nuestras ansias, nos deja pidiendo aún más.

 Por eso es qu les digo: huyan del Rey Amarillo... O prepárense para ampliar sus bibliotecas!