Lovecraftiana

...la web que no debería existir...

 Los Mitos de Cthulhu es el nombre dado a los elementos superficiales de la ficción de Lovecraft: las entidades extraterrestres (dioses), los grimorios mágicos y las localizaciones ficticias de Nueva Inglaterra. Sin embargo, Lovecraft nunca llamó así a este sistema de creencias y, en raras ocasiones se refería a los mismos como el Ciclo de Arkham o Yog-Sothothery. El término Mitos de Cthulhu probablemente haya sido acuñado por August Derleth o Clark Ashton Smith luego de la muerte de Lovecraft.

 

Estos elementos han sido utilizados por una multitud de escritores, muchos de los cuales fueron miembros del Círculo de Lovecraft. Los mitos incluso han captado la atención de personalidades aun más conocidas que Lovecraft. En realidad, muchos aspectos de la cultura popular que dicen estar inspirados en la obra de Lovecraft están, en realidad, inspiradas por los mitos. Los trabajos de Lovecraft y aquellos que forman parte de los Mitos de Cthulhu deberían ser analizados como dos fenómenos distintos.

 Lovecraft y los mitos

 Temas habituales en las ficciones de Lovecraft eran la insignificancia de la humanidad en el universo y la búsqueda de conocimientos prohibidos que culminaban en desastre. Los humanos eran a menudo víctima de entidades poderosas y otras fuerzas cósmicas, las cuales eran más indiferentes que maléficas hacia la humanidad.

 Los mitos se centran en los Primigenios (Great Old Ones), un temible grupo de antiguas y poderosas deidades que alguna vez gobernaron la Tierra. Actualmente permanecen inactivas, luego de haber caído en una especie de letargo similar a la muerte en algún momento distante del pasado. Este letargo podría haber sido causado por la propia voluntad de las entidades o debido a que el universo atravieza una serie de cliclos cósmicos, en los que esta época no es favorable a los Primigenios.

 El más conocido de estos seres es Cthulhu, quien actualmente yace muerto pero durmiendo en la ciudad sumergida de R'lyeh, en algún lugar del Océano Pacífico Sudeste.Un día, cuando las estrellas se alineen en la posición correcta, Cthulhu despertará y descargará su ira sobre la Tierra.

 A pesar de que Cthulhu se ha convertido en la más conocida de estas deidades, él no es ni el más poderoso ni el centro teológico del universo lovecraftiano. El dios-demonio Azathoth es el centro literal del universo, mientras que Nyarlathotep interviene a menudo y más directamente es los asuntos de los humanos que cualquier otro Dios Exterior.

 La intervención de Derleth

 Derleth planteó su propia versión de los mitos, tratando de adaptarlos a sus propios valores cristianos y dualismos. En lugar de un universo sin sentido y caótico, el de los mitos de Derleth es uno en que existe una constante lucha entre el bien y el mal. Derleth escribió: "Así como Lovecraft concibió las deidades o fuerzas de sus mitos, inicialmente, estaban los Dioses Arquetípicos(Elder Gods)... Estos Dioses Antiguos eran deidades benignas, representando las fuerzas del bien, y existían pacíficamente en o cerca de Betelgeuze en la cosntelación de Orión, raramente preocupándose por la lucha constante entre los poderes del mal y las razas de la Tierra. Estos poderes del mal eran muchos, conocidos como los Grandes Primigenios (Great Old Ones) o los Antiguos (Ancient Ones)". Según Derleth, los Primigenios vencidos por los Dioses Arquetípicos habían sido condenados a permanecer en letargo o ser exiliados a remotas localizaciones.

 Lovecraft era ateo y declaraba que el sistema ético de Kant era una broma. A causa de esto, las teorías de Derleth sobre los Mitos de Cthulhu de Lovecraft eran inconsistentes con los designios del autor. Los mitos jamás pretendieron ser una entidad cohesiva singular y en cambio, debería ser vista como una simple colección de ideas que podían ser usadas en trabajos separados para provocar las mismas emociones.

 Otro problema con los mitos de Derleth, fue que los Dioses Arquetípicos jamás aparecieron en los escritos de Lovecraft a excepción de unos pocos a los que se refiere como Otros Dioses (Other Gods), por ejemplo, Nodens en The strange high house in the mist. Además los Grandes Primigenios o Antiguos no forman un panteón unificado.

 Derleth también introdujo el concepto de elementales, vinculando a las deidades de los Mitos de Cthulhu con alguno de los cuatro elementos (aire, agua, fuego y tierra).Esto dejaba algunos espacios vacíos que Derleth llenó creando las figuras de Cthugha e Ithaqua, representando a los elementales del fuego y el aire respectivamente. Por ejemplo, Cthulhu estaba asociado con el elemento agua, pero eso de ser así Cthulhu podía dominar el océano a su alrededor y liberarse de su encierro.

 A su favor, se puede decir que Derleth se convirtió en el editor póstumo de las historias de Lovecraft. El mismo Lovecraft era muy crítico de sus propias creaciones y a menudo se desanimaba, particularmente cuando se enfrentaba al rechazo. Si no hubiera sido por Derleth, las obras de Lovecraft y los Mitos de Cthulhu hubieran permanecido ocultas por largo tiempo.

Relatos de los Mitos de Cthulhu

  • The Nameless City (1921)
  • The Festival (1923)
  • The Call of Cthulhu (1926)
  • The Colour out of Space (1927)
  • The Case of Charles Dexter Ward (1928)
  • The Dunwich's Horror (1928)
  • The Whisperer in Darkness (1930)
  • The Shadow over Innsmouth (1931)
  • At the Mountains of Madness (1931)
  • The Dreams in the Witch House (1932)
  • The Thing in the Doorstep (1933)
  • The Shadow out of Time (1934)
  • The Haunter in the Dark (1935)


Relatos de otros autores (lista parcial)

  • The Hounds of Tindalos - Frank Belknap Long
  • The Shambler from the Stars - Robert Bloch
  • The Black Stone - Robert Howard
  • The Nameless Offspring - Clark Ashton Smith
  • The Barrens -F. Paul Wilson
  • Black Man with a Horn -T.E.D. Klein
  • Cold Print - Ramsey Campbell
  • Dagon - Fred Chappell
  • Dead Giveaway - J. Vernon Shea
  • The Deep Ones - James Wade
  • The Franklyn Paragraphs - Ramsey Campbell
  • Lord of the Land - Gene Wolfe
  • Meryphillia - Brian McNaughton
  • The Mind Parasites - Colin Wilson
  • Notebook Found in a Deserted House - Robert Bloch
  • The Return of the Lloigor - Colin Wilson
  • The Shadow from the Steeple - Robert Bloch
  • Shaft No. 247 - Basil Copper
  • Sticks - Karl Edward Wagner
  • The Terror from the Depths - Fritz Leiber
  • Those of the Air - Darrell Schweitzer and Jason van Hollander